Aunque está en una fase inicial, con este RD se pretende que el agricultor registre en un cuaderno de explotación todos los aportes de nutrientes de su parcela, así como los abonos orgánicos o inorgánicos, lodos o aguas reutilizadas .Con un análisis de suelos, se sabrá de cuánto partimos, y el abonado justo que necesita la cosecha.

Aunque dicho registro, en la actualidad es obligatorio para el uso de fitosanitarios, se quiere ampliar a todas las actividades de la parcela.

A parte de los fertilizantes, afectará a todo lo que va a nutrir la tierra, ya que por la economía circular llegan a la agricultura, sustancias de la industria y residuos de muchos tipos, sobre todo purines debido al crecimiento del sector porcino.